18 de febrero de 2011

La ciudad no duerme,
nos envuelve.


Busca en el cajón de los recuerdos sólidos.
Es tiempo para la conciencia;
déjate llevar, pero sigue tus pasos.
Cierra los ojos, que te llevo a un lugar...
Pero cuidado, la luz nos persigue;
Ya no podremos escondernos nunca...

No estamos solos.

1 comentario:

  1. O es tan redonda la ciudad que nos caemos los dos.
    Salud!

    ResponderEliminar